Acteal, diez años de impunidad

Posted on diciembre 26, 2007. Filed under: Derecha, México, Política |

Un crimen de Estado, que pareció crimen de Estado, que se recuerda como crimen de Estado y que ahora nos dicen que no fue crimen de Estado.

  Por: José Luis Sierra V.

A diez años de la matanza de indígenas en Acteal, nos quieren hacer creer que NO fue un crimen de Estado. Sigue sin saberse quién armó a la banda de atacantes (muchos de ellos presos, que se reclaman inocentes); sigue sin saberse quién organizó y protegió, por años, a los grupos para-militares en Chiapas. Sigue sin saberse quién ordenó el ataque al grupo de familias que asistían a una ceremonia religiosa. Todas esas dudas nos confirman que se trató de un crimen de estado. Porque la IMPUNIDAD no es una nube, un ambiente que se construye por sí mismo y menos aún, que se mantiene per se al paso del tiempo, de tantos años, después de tantos cambios de Gobierno, de obispos, de jefes militares …

 

¿Qué explica tantos años de impunidad –impunidad jurídica y política- para los verdaderos culpables de la matanza? ¿Qué puede hacer que enemigos políticos irreconciliables, como lo son Salinas y Zedillo, actúen y permanezcan unidos? ¿Qué factor explica el silencio, la cohesión entre Salinas y Zedillo, la inexpugnable complicidad de dos gobiernos del PAN (Fox y Calderón) con sus antecesores del PRI?

 

Ese factor que unifica y disuelve diferencias se llama CRIMEN de ESTADO, crimen que sólo pudo ser ejecutado con la abierta connivencia del Ejército; crimen que formó parte de la estrategia del Estado mexicano para desarticular la expresión más avanzada, más articulada de DESOBEDIENCIA CIVIL que, para colmo, fue llevada a cabo por grupos indígenas: la población más pobre de los pobres y la MENOS CONTROLADA en términos políticos. Por eso el carácter extremo de la medida; por eso el compromiso DE ESTADO.

 

Así que el Ejército y sus intereses, son los que velan por la impunidad en ese y en otros “crímenes de Estado”. Es el Ejército y son sus intereses, los que hermanan a Salinas y a Zedillo, a los gobiernos del PRI y del PAN, a los jueces y a los tribunales estatales y a los federales, a los “intelectuales orgánicos” y a los “concesionarios” de la Radio y la T.V.

 

Acteal pasó a formar parte de los “hechos intocables” para y por la sociedad mexicana; archivado, protegido, por la coraza del Estado. Con Acteal están los crímenes de Rubén Jaramillo, de Jenaro y de Lucio; el ataque militar del 68, en Tlatelolco y el de “Los Halcones” (ya en los tiempos de las bandas para-militares) del 71. ¿Recuerdas cibernauta la matanza de colombianos en el Río Tula? ¿Y las matanzas en los penales de Tepic, de Mérida y de Nuevo León?

 

¿Cuántos de los cadáveres que aparecen todos los días, masacrados, mutilados, cuántos de esos cadáveres corresponderán efectivamente a las disputas entre mafias de narcos y cuántos serán “cobros de afrentas”, “mensajes” que las fuerzas del orden mandan a los narcos organizados? ¿Y sabes cuándo tendremos los mexicanos la respuesta a esta pregunta? NUNCA, por la sencilla razón de constituir, también, CRÍMENES de ESTADO.

 Mérida, Yuc.; 22 dic. 2007.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: