El intento golpista de los concesionarios de radio y T.V.

Posted on septiembre 17, 2007. Filed under: Derecha, México, Oligarquía, Política |

                                                                    José Luis Sierra V. 

El enorme descreimiento que, en materia electoral, acumuló la sociedad mexicana en más de cincuenta años, la desconfianza que siente el mexicano ante cualquier autoridad, propiciaron que las instancias electorales conformaran, de hecho y por derecho, un PODER MÁS, el cuarto poder, lo que significa un caso anómalo si nos apegamos al modelo clásico de división de poderes. 

Tomando en cuenta este entorno, lo que vivió Mexico la pasada semana, ha sido la situación política más grave ocurrida quizá, desde tiempos del Henriquismo (elecciones de 1951-52), cuando se bosquejó el último intento golpista por parte de un grupo militar de origen revolucionario. 

Si bien desde el punto de vista técnico, estrictamente, la asonada desatada por los concesionarios de radio y de T.V. no fue un GOLPE de ESTADO, si fue un GOLPE de MANO, el intento de los poderes fácticos de mantener bajo su control el proceso de selección y de elección, tanto de los integrantes del Poder Legislativo como del titular (y de los titulares estatales) del Ejecutivo. 

Con el burdo argumento de “rating contra votos” los concesionarios de los medios electrónicos de comunicación y sus empleados, pretendieron arrogarse la representación ciudadana, erigirse en los auténticos defensores de las libertades públicas y de los derechos de la ciudadanía, desbancando de un tajo la representatividad popular de los legisladores y la Soberanía que descansa en el Poder Legislativo. 

Aprovechando los inmensos márgenes que deja el virtual desmantelamiento del sistema presidencialista, envalentonados por el papel decisivo que jugaron la radio y la televisión en la pasada elección presidencial y en la defensa a ultranza de un resultado a todas luces cuestionable, haciendo uso y abuso de los privilegios que han logrado acumular en tantos años de autoritarismo, los concesionarios de la radio y de la televisión buscaron plasmar en las leyes las ventajas y los privilegios que les han permitido hacer el papel de “grandes electores”, a nivel nacional y local. 

Así de grave fue lo que se vivió en México en días pasados.  

Para evitar las reacciones del “tigre herido” se hacen necesarias, urgentes, las reformas constitucionales en materia de radio, de televisión y de comunicaciones: para acabar de una vez por todas con los privilegios de grupo; para desmantelar los monopolios que maniatan a la economía y a la sociedad; para impedir nuevos intentos golpistas de esa banda de traficantes de influencias.                                                 

                                                     Mérida, Yuc.; 17 de septiembre del 2007.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: